Una alimentación adecuada constituye por sí sola una herramienta fundamental para conservar la salud, y un complemento muy importante a la hora de recuperarte de enfermedades, dolores y desequilibrios.

Las dietas en Ayurveda se elaboran de forma totalmente personalizada, teniendo en cuenta tu constitución personal (vata, pitta y kapha), los desequilibrios, tu estado de salud y las estaciones del año.

Esta forma de entender la nutrición constituye un cambio de hábitos, donde aprendes cuáles son los alimentos más recomendables, la forma de cocinar en función de tus necesidades, la utilización de especias o las horas de las comidas, entre otros aspectos.

Una nutrición equilibrada es sinónimo de salud y vitalidad y, por lo tanto, seguir una dieta ayurvédica personalizada da excelentes resultados en casos de sobrepeso, cansancio, falta de energía, migrañas, dolores corporales…