Constitución personal o Prakruti

Artículo escrito por Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda.

Al acercarnos al Ayurveda por primera vez, puede suceder que los conceptos y términos que se emplean nos dificulten su comprensión, e incluso nos hagan pensar que son ideas complejas, sin base científica y ajenas a nuestra realidad. Esto ocurre porque el Ayurveda tiene un abordaje del ser humano diferente al que estamos acostumbrados en occidente, entendiendo y tratando a la persona como un todo integrado (cuerpo, mente y emoción). El hecho de que gran parte de la terminología sea en idioma sánscrito puede aportar algo más de dificultad.
Sin embargo, estudios científicos han encontrado correspondencias entre los principales conceptos de Ayurveda (expuestos hace miles de años) con parametros científicos actuales sobre el funcionamiento del cuerpo humano y la salud. Del mismo modo, cuando profundizamos un poco podemos comprobar que las líneas básicas para entender el Ayurveda se explica claramente, y están muy bien definidas y clasificadas (tal y como lo reconoce la Organización Mundial de la Salud).
Una de las ideas básicas de Ayurveda es la de la constitución individual humana o Prakruti. Desde el momento de la concepción, la persona tiene una constitución determinada a nivel físico, fisiológico y psíquico.
El prakruti desempeña un papel fundamental en la salud, las enfermedades, las emociones y el resto de aspectos de la vida. Por este motivo es muy importante que cada persona conozca su prakruti o constitución, ya que nos da las claves de nuestros puntos débiles y la forma de prevenir los posibles desequilibrios. A través del análisis de la constitución, la persona sabe que alimentación tiene que llevar, que aceites son los más indicados en los tratamientos y rutinas, los ejercicios que más le convienen y como cuidarse en cada época del año, entre otras cosas. Por tanto, conocer nuestra constitución es una herramienta fundamental para la autogestión de la salud.
La constitución se puede alterar por distintas causas, como el estrés o una alimentación inadecuada. Cuando esto ocurre, se dice que esta en desequilibrio y este desequilibrio es lo que causa la enfermedad.
Hay diferentes formas de saber la constitución de una persona. Las básicas son: los cuestionarios y el análisis del pulso. Cuando se analiza la constitución se tienen en cuenta aspectos físicos, fisiológicos y psicológicos.
La constitución humana esta formada por los tres Doshas: Vata, Pitta y Kapha. En toda persona los tres doshas siempre están presentes. No hay tipos puros, siempre son mezclas, donde uno de ellos suele predominar en cada persona.
Los doshas controlan el cuerpo y tiene la capacidad de equilibrar o desequilibrarse a si mismos o a los demás (órganos, tejidos y productos de desecho). Son muy importantes y controlan la parte psicológica y fisiológica.
Más adelante, en otros posts, iré explicando las características de los doshas (vata, pitta y kapha), y también incluiré un cuestionario para que cada persona pueda identificar su constitución.

Si te han parecido interesantes estos consejos y quieres recibir periódicamente en tu mail artículos en donde te explico cómo puedo ayudarte a estar mejor con Ayurveda, suscríbete a la newsletter.

Si lo que quieres es que te ayude personalmente, por favor, infórmate en: consulta online.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone