Estrés y Ayurveda

Artículo escrito por Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda.

El estrés esta cada vez más presente en nuestra vidas; todos nos hemos sentido alguna vez “estresados”. Sin embargo, poco se habla de sus nefastas consecuencias. Se calcula que el 70% de las enfermedades en los países industrializados se debe al estrés como primera causa. Y este hecho se está acentuando especialmente por la situación de crisis que estamos viviendo. Paro, precariedad, miedo, inseguridad… crean un terreno fértil para que el estrés se haga crónico y dé lugar a otras situaciones más severas física y mentalmente, como la ansiedad, la depresión y todo tipo de dolencias psicosomáticas.

¿Qué es el estrés y cuál es su función?

El estrés es una reacción natural y necesaria para que podamos responder en situaciones de amenaza o peligro. Lo que se conoce como el “reflejo de luchar o escapar”. No es más que una estrategia de supervivencia y adaptación al medio. El estrés se puede generar por un cúmulo de retos vitales cuya resolución queda por encima de nuestra capacidad personal, o también por un estilo de vida desequilibrado. Una carga excesiva de trabajo o la imposibilidad de acceder al mundo laboral, demasiadas responsabilidades, vivencias traumaticas, autoexigencia o relaciones problemáticas, pueden ser alguna de las causas. Cualquiera que sea el origen, el resultado es que abusamos de nuestra energía y nuestra salud empieza a fallar.

Actualmente el estrés ha dejado de ser una situación puntual y se ha convertido en una constante en nuestras vidas. Muchas veces la huida no es posible, y la lucha es extenuante. El cuerpo y la mente no tienen descanso y quedan exhaustos. Si esta situación se mantiene durante largo tiempo o se convierte en algo continuo, puede llegar a ser una amenaza para la salud y la principal fuente de enfermedad, si no tenemos estrategias para controlarlo.

¿Cuáles son las consecuencias del estrés?

Una situación de estrés mantenida durante largos periodos de tiempo, sin ser tratada, produce un agotamiento crónico en todos los niveles y puede desembocar en graves trastornos del organismo en todos los aspectos. Mentalmente pueden aparecer miedo, agresividad, frustración, aislamiento, insomnio, ansiedad, depresión, problemas de memoria y concentración… Además la tensión y las hormonas que nuestro cuerpo genera en estas situaciones acaban minando el sistema inmunológico (lo que en ayurveda se conoce como Ojas), por lo que la persona queda expuesta a todo tipo de infecciones y enfermedades: dérmicas, genitourinarias, cardio-circulatorias, migrañas, debilidad etc.

¿Cómo nos puede ayudar el Ayurveda a controlar el estrés?

Para empezar, tenemos que identificar la causa que nos genera estrés, para valorarla en su justa medida, sin agobios excesivos y teniendo en cuenta posibles salidas. Sin sentimiento de culpabilidad, permitiéndonos el derecho “de sentirnos mal” pero tomando las riendas de la situación para dejar de preocuparnos y empezar a ocuparnos del foco del estrés. Por otra parte, conviene poner límites y no asumir responsabilidades que no podamos llevar a cabo. Y cuando la situación nos supera y no podemos cambiarla, al menos tener herramientas para estar tranquilos y poder aceptarlo desde la calma.

Es necesario aquietar y equilibrar nuestra mente y nuestras emociones, entrando en contacto con ellas, aceptándolas, y encauzándolas de forma productiva, evitando la “rumiación mental”. Es muy sanador expresar nuestras preocupaciones y conflictos y abrir la mente a nuevas opciones, permitiéndonos mirar hacia nuestro interior.

Todo ello exige una práctica y una esfuerzo personal, basado en la aceptación de nosotros mismos y nuestras circunstancias; es necesario el pensamiento positivo y el estar centrados en el presente.

El Ayurveda nos explica que las reacciones ante el estrés son diferentes en cada persona, dependiendo de la constitución ya sea vata, en los que prima el nerviosismo y la ansiedad, pitta, que sienten frustración, rabia y pueden llegar a ser agresivos, o kapha, que aparentan tranquilidad pero en el interior se sienten deprimidos y paralizados, incapaces de tomar decisiones. Si conocemos nuestra constitución podemos anticipar nuestras reacciones y prevenirlas.

¿Qué podemos hacer ante el estrés?

– Establecer una rutina diaria. Respetando las pautas y horarios para las comidas, el descanso, el trabajo…

– Cuidar la alimentación y tener en cuenta las recomendaciones especificas según nuestra constitución y las rutinas estaciónales. Recordemos que “Quien se alimenta bien, no necesita medicina, quien se alimenta mal, la medicina no le ayuda” (Charaka Samhita).

– Tomar alimentos con efecto rasayana (rejuvenecedor y revitalizante) como ghee, miel, jalea, almendras, nueces… También complementos como el chawamprash o la triphala, ya que cuando estamos sometidos al estrés necesitamos un aporte extra de ciertos nutrientes que nuestro cuerpo agota rápidamente. Es recomendable evitar alimentos excitantes como el café y el alcohol, e introducir otros que nos calmen, como los cereales integrales.

– Hacer periódicamente técnicas de limpieza interna, ingiriendo mayoritariamente alimentos vegetales calientes y cocidos y tomar infusión caliente de jengibre durante el día. El estrés aumenta la acumulación de toxinas en nuestro cuerpo y estas prácticas nos ayudan a eliminarlas.

– Los masajes con aceites medicados son de gran ayuda, ya que refuerzan el sistema inmunitario, potencian la limpieza del organismo y calman, nutren y fortalecen nuestro cuerpo y nuestra mente. También es muy beneficioso el automasaje o la aplicación de aceite templado en cabeza y cuerpo.

– Practicar a diario técnicas de meditación, pranayama (ejercicios de respiración) y/o yoga. Son de gran utilizad porque relajan cuerpo y mente y equilibran y centran todo nuestro ser.

Ampliare esta información en las siguientes entradas de este blog porque, sin duda, son de los métodos más utiles para controlar el estrés y con unas nociones básicas cualquier persona los puede poner en práctica como parte de su día a día o en situaciones difíciles.

Si te han parecido interesantes estos consejos y quieres recibir periódicamente en tu mail artículos en donde te explico cómo puedo ayudarte a estar mejor con Ayurveda, suscríbete a la newsletter.

Si lo que quieres es que te ayude personalmente, por favor, infórmate en: consulta online.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Un comentario en “Estrés y Ayurveda

Los comentarios están cerrados.