Galletas de jengibre

Artículo escrito por Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda.

Hoy os presento una receta que no es de origen indio, que sin embargo sí se la puede considerar ayurvédica. En varias ocasiones he mencionado que los principios de Ayurveda son universales y que es necesario adaptarlos al lugar donde vivimos, sobre todo a lo hora de cocinar. Aprovechando que se acercan las navidades os dejo una receta adaptada de las galletas de jengibre.

Las galletas de jengibre tienen su origen en la Europa medieval. El jengibre, especia originaria de India, se importaba en grandes cantidades a las colonias donde era muy apreciada por sus propiedades medicinales y sobre todo en la cocina. Jengibre, clavo, canela, nuez moscada… aderezan generosamente multitud de recetas de la Europa medieval. No olvidemos que además de sabor y color, las especias son grandes conservantes de los alimentos y por aquel entonces los métodos de refrigerado eran prácticamente inexistentes.

Se cree que la receta procede del siglo XV y esta documentado que la reina Isabel I de Inglaterra agasajaba a sus invitados con ellas. Actualmente están muy extendidas por Europa y son un dulce típico de Navidad. Son una buena opción para acompañar el desayuno o merienda, y están deliciosas con un té chai. Además, es una forma distinta de disfrutar el sabor, el aroma y las propiedades de las especias, sobre todo del jengibre que les da nombre.

¡Animaros a hacerlas, son fáciles de preparar y están deliciosas!

Ingredientes para 4 personas:
Ghee: 250 gramos.
– Sirope de agave o melaza de manzana: 100 gramos.
– Harina integral: 360 gramos.
– ½ cucharadita de clavo de olor en polvo.
– ½ cucharadita de canela en polvo.
– 1 cucharadita y ½ de jengibre en polvo o fresco.
Nota: las cantidades pueden variar dependiendo del tipo de harina y azúcar que uséis.

Preparación:
Tiempo estimado: 30 minutos

En un bol se pone la harina, el sirope, el ghee y las especias.

Con las manos bien limpias se mezcla todo muy bien hasta obtener una masa homogénea y consistente. Al principio no parece que tenga que cuajar debido a la gran cantidad de harina, pero tras trabajar la masa durante un rato va adquiriendo forma y consistencia

Una vez que la masa está lista se extiende con un rodillo y se hacen las galletas con un molde para cortar pastas o directamente con las manos.

A continuación se coloca cada galleta con cuidado en una bandeja.

Se pone la bandeja en el horno y se hornea durante unos 15 minutos a 180.

Cuando las las galletas empiezan a quedar tostadas se retiran del horno y se dejan enfriar. Una vez enfriadas se pueden sacar de la bandeja.

Estas galletas se pueden modificar añadiendo una cucharadita de cacao, frutos secos , jengibre confitado picado muy fino para potenciar el sabor.

Al no contener ingredientes perecederos aguantan varias semanas en una caja o bote de cristal.

Infórmate sobre mis cursos de cocina.

Si te han parecido interesantes estos consejos y quieres recibir periódicamente en tu mail artículos en donde te explico cómo puedo ayudarte a estar mejor con Ayurveda, suscríbete a la newsletter.

Si lo que quieres es que te ayude personalmente, por favor, infórmate en: consulta online.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone