Masaje Ayurveda para embarazadas

Artículo escrito por Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda.

El Ayurveda, como Ciencia de la Vida que es, presta especialmente atención al cuidado de la mujer embarazada y del recién nacido.

Para el cuidado del embarazo, nos ofrece una serie de consejos básicos para la alimentación (antes, durante y después del embarazo), las actividades cotidianas, la rutina diaria y la actitud mental. Y siendo el masaje una herramienta fundamental para el Ayurveda, ofrece también un masaje para mujeres embarazadas y otro para bebés.

Para mí, como terapeuta y masajista Ayurveda, el masaje de embarazadas es de los más especiales y gratificantes. Es muy bello ver como se desarrolla una nueva vida y poder acompañar y aliviar a la madre en este proceso. Trabajar con la mujer y su bebé de esta forma tan íntima y personal es algo único.

El embarazo es una etapa de muchísimos cambios y no sólo físicos, sino también mentales, emocionales, hormonales y energéticos. Con este masaje armonizamos todos esos cambios, y ayudamos a que la mujer los integre de forma sana y equilibrada. Y si la madre está bien, el bebé también lo estará, ya que en estos momentos son uno. Durante el masaje las mujeres notan cómo la vida que llevan dentro de ellas va serenándose.

El masaje para embarazadas es espacialmente relajante y ayuda a nutrir a la mamá y al bebé, aporta calma y evita las molestias corporales. En este masaje se trabaja todo el cuerpo con aceites especiales que se aplican calientes y aportan elasticidad, flexibilidad y nutrición a todo el organismo. Sus pases, suaves y sutiles pero generan efectos muy profundos. Ayudan mucho a descargar tensiones físicas y mentales, aportando equilibrio y fuerza para que la mujer pueda integrar de forma paulatina y armoniosa todos los cambios que suponen el embarazo y la maternidad. A través del masaje la mujer se reencuentra con su cuerpo y asume con mayor facilidad esta etapa.

Este masaje se puede hacer desde el tercer mes de embarazo hasta que la mujer da a luz. Cuanto antes comencemos a hacerlo es mejor, porque así evitamos que aparezcan molestias tan habituales tales como dolores de cervicales, lumbares, retención de líquidos, estrías… También se mejora la respiración y los posibles problemas de estreñimiento. De todas formas nunca es tarde para comenzar a hacerlo. Si ya han aparecido molestias las podemos aliviar e incluso eliminar, y si no han aparecido, las prevenimos.

Siempre es fundamental cuidar el ambiente donde se realiza el masaje, y en este caso cobra especial importancia. La sala debe ser cálida y acogedora, y estar ambientada con música suave, aromas reconfortantes y luz tenue.

He aquí, resumidos, los principales beneficios del masaje para embarazadas:

– Ayuda en los cambios emocionales.
– Aporta seguridad, promoviendo la confianza y fortaleza interna en la mujer.
– Proporciona relajación y calma, disminuyendo el estrés y la ansiedad.
– Reduce la retención de líquidos en las piernas.
– Las articulaciones se liberan del estrés y de la presión.
– Reduce dolores y tensión de espalda, lumbares y cuello.
– Mejora el sistema digestivo y evita el estreñimiento.
– Aumenta la circulación sanguínea y linfática.
– Ayuda en la lactancia, evitando problemas en las mamas y facilitando la subida de la leche.
– Da flexibilidad y nutre la piel, evitando las estrías.
– Ayuda a reducir el dolor y el tiempo del parto.

En nuestra sección de videos puedes ver un reportaje en directo de la Televisión Pública Asturiana sobre el masaje Ayurveda para embarazadas. En apenas 10 minutos puedes conocer sus principales beneficios.

Si te han parecido interesantes estos consejos y quieres recibir periódicamente en tu mail artículos en donde te explico cómo puedo ayudarte a estar mejor con Ayurveda, suscríbete a la newsletter.

Si lo que quieres es que te ayude personalmente, por favor, infórmate en: consulta online.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone