Masaje infantil

Artículo escrito por Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda.

En Ayurveda el masaje infantil tiene un lugar privilegiado. Se aplica a los bebés desde el mismo momento del nacimiento y de forma diaria. El masaje se hace con aceites especiales que refuerzan y nutren cuerpo y mente.

Está científicamente demostrado que el amor y las caricias entre el bebe y los que le rodean, tienen un importante efecto positivo en su desarrollo. El contacto piel con piel es una necesidad básica, especialmente para el bebé, porque es su única forma de sentirse amado, aceptado y calmado. El masaje facilita, entre otras muchas cosas, la comunicación, la conciencia corporal y las relaciones de confianza y seguridad. Este masaje respeta al bebe, para saber si nos da permiso para empezar; y lo escucha, para interpretar su respuesta y aceptarla.

El masaje infantil es una forma especial de comunicación más sutil y profunda que las palabras. Nos ayuda a conectar con el lenguaje no verbal que impregna nuestra comunicación sin que le prestemos atención. Por este motivo es tan importante el masaje en etapas de la vida donde el niño todavía no dispone de la palabra para comunicarse y también para bebes con cualquier tipo de deficiencia, donde la comunicación es más compleja. El masaje nos permite romper ciertas barreras y poder entender de forma distinta al niño. La comunicación durante el masaje es a través de las manos, el tacto, los sonidos, la risa y las miradas.

Es importante tener en cuenta que muchas veces, los niños se ven afectados por el frenético ritmo de vida de los adultos, y les resta tiempo a su cuidado. Los niños tienen un ritmo y unas necesidades diferentes a las de los adultos. En el tiempo dedicado al masaje infantil pueden confluir la necesidad del niño de ser atendido afectuosamente y la necesidad del adulto de relajarse. Por ello el Masaje Infantil no solo tiene beneficios para el bebe, sino que la persona que lo da, también disfruta de importantes ventajas. El masaje es un momento de calma y serenidad donde los padres o cuidadores y su pequeño, entran en un estado de complicidad, relax y sosiego; donde el estrés diario se deja a un lado. Se facilita la interacción, se intensifica la comunicación entre los niños y las personas de su entorno y permite escuchar, adaptarse y estar más en contacto con sus necesidades.

Para el bebe, este masaje tiene múltiples beneficios tanto físicos como mentales y emocionales. Regula y proporciona un mejor desarrollo del sistema nervioso central ayudando al desarrollo de la memoria y los sentidos. Aumenta la segregación de melatonina (hormona del sueño) por lo que el bebé permanece calmado y duerme bien. También reduce la secreción de cortisol, (hormona relacionada con el estrés), por lo que el pequeño se relaja y se alivia la tensión que tiene en el día a día al encontrase con nuevas cosas y sensaciones

Físicamente regula y refuerza las funciones respiratoria, circulatoria y gastrointestinal, lo que apoya en gran medida la digestión y evita cólicos, gases y estreñimiento. También estimula el sistema inmunológico, nutre y fortalece todos los tejidos y aumenta su calidad. Además controla las molestias por la salida de los primeros dientes. Potencia el crecimiento y la nutrición del bebe, da forma correcta al cuerpo y corrige deformidades como la curvatura de las piernas o la cabeza deformada por fórceps.

Os dejo un video realizado por Frederick Leboyer, uno de los primeros occidentales que difundió este masaje en Europa, dandole el nombre de Shantala, en honor a la madre que se lo enseñó.
No os lo perdáis; es de una belleza indescriptible.
http://www.youtube.com/watch?v=PDEQYUSpvng

Si te han parecido interesantes estos consejos y quieres recibir periódicamente en tu mail artículos en donde te explico cómo puedo ayudarte a estar mejor con Ayurveda, suscríbete a la newsletter.

Si lo que quieres es que te ayude personalmente, por favor, infórmate en: consulta online.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone