Vata

Artículo escrito por Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda.

Como expliqué en el post anterior, los doshas son Vata, Pitta y Kapha. Se encargan de controlar cuerpo y mente y tienen la capacidad de equilibrar o desequilibrar. Cada dosha tiene una serie de cualidades que se reflejan en el cuerpo y la mente de la persona y están ubicados y dirigen los diferentes órganos.

Voy a empezar a explicar el Vata dosha.

Vata dosha esta formado por los elementos espacio y aire. Es el encargado de controlar todo lo que implique movimiento en el cuerpo. Principalmente está en: sistema nervioso, colon, cerebro, nalgas, huesos, riñones, vejiga y páncreas. Tras exhaustivas investigaciones se ha llegado a la conclusión de que, bioquímicamente, Vata es similar a la acetilcolina, uno de los  neurotransmisores más importante.

Las cualidades de Vata son: seco, frío, ligero, áspero, sutil y móvil. Estas características influyen a nivel físico, fisiológico y psíquico.

En líneas generales, una persona Vata físicamente es delgada, su piel es seca y fría al tacto, suele tener las manos y los pies fríos, llevan mal el invierno, y tiene preferencia por climas cálidos y soleados. Si se desequilibra es común que sufra de estreñimiento, gases y contracturas. A nivel mental Vata es entusiasta, vivaz, rápida e imaginativa, pero si se desequilibra tiende al nerviosismo, la confusión, la indecisión y el insomnio.

Es muy importante conocer y tener en cuenta las cualidades de los doshas, porque estas cualidades no solamente están en nuestro cuerpo, sino que también están presentes en el medio que nos rodea, y por lo tanto nos influyen, equilibrando o desequilibrando nuestra constitución. Una idea muy importante en Ayurveda es que “lo semejante aumenta lo semejante”.

Voy a poner un ejemplo para entenderlo más fácilmente. Hemos dicho que algunas de las características de Vata son seco y frío. Pues bien, estas características las podemos encontrar en algunos alimentos y también en ciertas estaciones del año. Vata tiende a desequilibrase durante el otoño y el invierno, lo que incrementará sus características si ingiere alimentos secos y fríos (entre otros).

Por lo tanto, una de las mejores formas de cuidado para las personas con predominancia de Vata o en sus desequilibrios (estrés, inmsonio, contracturas, sequedad, estreñimiento…) es la aplicación de aceite templado. El aceite es muy beneficioso para Vata, tanto su consumo interno, como la aplicación externa. Los  aceites con cualidades calientes como el sésamo son los mejores. Los masajes con aceite tibio nutren la piel, los huesos, ayudan a eliminar toxinas y calman el sistema nervioso. A sí mismo el clima cálido y húmedo y los alimentos untuosos y calientes (entre otros) calman el Vata dosha.

Si te han parecido interesantes estos consejos y quieres recibir periódicamente en tu mail artículos en donde te explico cómo puedo ayudarte a estar mejor con Ayurveda, suscríbete a la newsletter.

Si lo que quieres es que te ayude personalmente, por favor, infórmate en: consulta online.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

2 comentarios en “Vata

Los comentarios están cerrados.